¡Celebra los #SkinDays Dermashop!

Del 27 al 31 de Mayo

Descubre Cómo Elegir Entre Exfoliantes Físicos y Químicos

Descubre Cómo Elegir Entre Exfoliantes Físicos y Químicos

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu piel no luce tan radiante como quisieras, a pesar de seguir una rutina de cuidado? Es posible que el secreto para desbloquear ese brillo saludable esté en un paso que muchos pasan por alto: La exfoliación.

Descubre en este blog post cómo los exfoliantes físicos y químicos pueden transformar tu piel y cuál es el más adecuado para ti: ¡Comencemos!

¿Qué es un Exfoliante Químico?

Los exfoliantes químicos utilizan ácidos y enzimas para disolver las células muertas de la piel sin necesidad de frotar. Son ideales para quienes buscan una solución delicada pero efectiva, especialmente si tienes piel sensible o acnéica. Productos como: Rilastil D-Clar Micropeeling Concentrado y Medik8 Press & Glow ofrecen resultados impresionantes, mejorando la textura y el tono de la piel al estimular la renovación celular.

Beneficios de los Exfoliantes Químicos:

  • Menor irritación comparado con los métodos físicos.
  • Mejora visible en la hiperpigmentación y las líneas finas.
  • Ideal para tratar y prevenir el acné.

¿Qué es un Exfoliante Físico?

Por otro lado, los exfoliantes físicos emplean partículas pequeñas para remover mecánicamente las células muertas de la superficie de la piel. Productos como: Avène Gel Exfoliante y Eucerin DERMOPURE Exfoliante son perfectos para quienes disfrutan la sensación inmediata de limpieza y frescura.

Beneficios de los Exfoliantes Físicos:

  • Resultados instantáneos de suavidad y luminosidad.
  • Control efectivo del exceso de grasa y suciedad.
  • Estimulación de la circulación sanguínea a través de la acción física.

Principales Diferencias entre Exfoliantes Físicos y Químicos

A la hora de elegir un exfoliante, es crucial entender cómo funcionan y qué los hace diferentes. Aquí desglosamos las diferencias clave:

Textura:

  • Exfoliantes físicos: Estos productos contienen partículas, como microesferas, semillas de frutas trituradas o granos de azúcar, que puedes sentir al tacto. Su textura granulada es ideal para una exfoliación manual directa sobre la superficie de la piel.
  • Exfoliantes químicos: A diferencia de los físicos, los exfoliantes químicos suelen presentarse en forma de serums, geles o lociones que son fluidas y suaves al tacto. No contienen partículas abrasivas, lo que los hace menos perceptibles en términos de textura física.

Mecanismo de acción:

  • Exfoliantes físicos: Actúan en la superficie de la piel. Al masajear estos productos sobre el rostro, las partículas abrasivas desprenden y eliminan físicamente las células muertas de la piel. Este método proporciona resultados inmediatos, dejando la piel más suave y luminosa tras cada uso.
  • Exfoliantes químicos: Van más allá de la superficie. Los ácidos y enzimas en estos exfoliantes descomponen los enlaces entre las células muertas de la piel, permitiendo que se desprendan naturalmente. Al penetrar en las capas más profundas de la piel, los exfoliantes químicos no solo mejoran la textura de la piel a corto plazo, sino que también tratan y minimizan gradualmente problemas como arrugas, manchas e imperfecciones con el uso continuado.

Resultados a largo plazo:

  • Mientras que los exfoliantes físicos son excelentes para efectos inmediatos, los exfoliantes químicos son particularmente efectivos para lograr mejoras sostenidas en la apariencia y salud de la piel debido a su capacidad para influir en la renovación celular más profundamente.

¿Cómo Elegir el Adecuado?

La elección entre exfoliantes físicos y químicos depende de tu tipo de piel y tus objetivos de cuidado. Si eres propenso a la irritación o al acné, los químicos podrían ser más adecuados. Para aquellos con piel más resistente y sin complicaciones de sensibilidad, los físicos pueden ser más satisfactorios por su efecto inmediato.

Recomendaciones de Uso:

Para los exfoliantes químicos, considera usar productos como el Effaclar Serum Anti-imperfecciones, que combina ácidos efectivos para una exfoliación profunda sin irritar la piel. En cuanto a los exfoliantes físicos, el Martiderm Exfoliante Facial es excelente para una limpieza profunda semanal.

Independientemente de la elección, la exfoliación es un paso crucial en cualquier rutina de skincare. Te permite no solo mantener la piel limpia y fresca, sino también maximizar la absorción y efectividad de otros productos de tu rutina.

Explora nuestra gama completa de exfoliantes físicos y químicos en Dermashop y descubre el producto perfecto para ti en los siguientes enlaces:

Asegúrate de seguir nuestras recomendaciones y consultar a nuestras dermoconsultoras si tienes preguntas sobre qué tipo de exfoliante es el más adecuado para tu piel.

Anterior Siguiente